Ideario Educativo

El Ideario Educativo constituye el elemento inspirador del Proyecto Educativo Lasallista; ofrece los elementos doctrinales, filosóficos y principios dinamizadores que conforman la base de sustentación del acto educativo, que le dan unidad y coherencia en la pluralidad de sus expresiones, revelan la intencionalidad final de la praxis pedagógica del Liceo La Salle.
Nuestra propuesta educativa tiene como objetivo el desarrollo integral de la persona respondiendo al derecho de toda persona a tener acceso al saber y al conocimiento. Ofreciendo el pleno respeto de la libertad de cada individuo como propuesta cristiana, promoviendo el sentido de la vida.
Con San Juan Bautista De La Salle hoy repetimos: “este Instituto es de grandísima necesidad”. En Chiquimula, los jóvenes siguen necesitando del ministerio educativo de los Lasallistas. Por eso, confiando en que Dios no abandona su obra y la hace fructificar de día en día, asumimos el compromiso de hacer realidad la dinamización de los once procesos del Ideario Educativo Lasallista

1. Proceso Centrado en la persona

Un camino hacia la expresión de todos y todas como una unidad que se mantiene en sí misma, en unidad con el otro y unidad con su contexto. La serio de oportunidades que permiten que construyamos nuestra racionalidad y emocionalidad como aporte a la construcción del Reino de Dios.

Las tareas articuladas para promover y respetar los derechos como una expresión de la dignidad de la persona humana y como forma de contribuir a su plenitud como imagen y semejanza de Dios.

2. Proceso que nace de la propia realidad

Una serie de esfuerzos articulados con miras a la toma de conciencia a nivel conceptual y efectivo que integren la indignación, el asombro y la curiosidad ante las condiciones que afectan a la comunidad educativa.

La construcción ordenada y programada de reflexiones que permitan comprender la realidad desde aproximaciones globales además de madurar nuestra propia forma de comprender.

La serie de pasos que realizamos orientados hacia la transformación partiendo del análisis de la realidad desde sus factores globales, regionales, locales, institucionales, comunitarios y familiares y la interrelación que hay entre todos ellos.

3. Proceso que se da en clave de asociación

Los esfuerzos y acciones concretas realizadas con el propósito de reconocer que el carisma lasallista conlleva la Asociación entre religiosos y seglares que se sienten como “hermanos”.

4. Proceso participativo y democrático

La continuidad de acciones que pretenden el desarrollo de la ciudadanía (a nivel político, civil y social), y que a la vez promueven el desarrollo de los derechos humanos.Los esfuerzos articulados y encaminados hacia una educación para y desde la participación democrática expresada desde los contenidos y en las relaciones interpersonales de poder y de toma de decisiones.Las acciones encaminadas al aprendizaje de la democracia desde la potenciación de la convivencia en la instancia educativa.

5. Proceso que se da en la creatividad

El conjunto de acciones relacionadas entre sí orientadas al cultivo de capacidades para resolver problemas y transferir conocimientos incluyendo la percepción, la originalidad, la imaginación, la expresividad, la curiosidad y la iniciativa.

El emprendimiento de prácticas (académicas, culturales, políticas…) expresadas en contextos de libertad, espontaneidad y frescura en los que se manifiesta la alegría de vivir.

6. Proceso académicamente serio

La articulación constante de acciones orientadas hacia la calidad educativa relacionando a ésta con la capacidad de aprender a aprender, la creación de significados y el asumir la educación como proceso de vida.

El conjunto de esfuerzos que vinculan la educación con la incertidumbre, el gozo de la vida, la significación, la expresión, el convivir, los valores y la historia y la cultura.

La serie de prácticas que permiten ligar la pasión de educar con la pertinencia cultural/económica/política y la crítica al pensamiento mecanicista que no considera el carácter holístico de la realidad.

7. Proceso que desemboca en un trabajo socialmente productivo

Los esfuerzos orientados a la producción colectiva de entornos, vivencias y productos (cuantificables/no cuantificables) que tienen o pretenden incidencia económica, intelectual, cultural, social y política. La articulación de experiencias puestas en marcha que encuentran o construyen sentidos para la tarea educativa como obra creadora de Dios, como compromiso con la propia realidad productiva y como conciencia de una nueva espiritualidad.

8. Proceso que educa en el compromiso ecológico

La agrupación de estrategias para el desarrollo de la educación ambiental considerando el tema del medio ambiente desde los procesos de integración y convivencia; el tema de la sostenibilidad desde procesos de defensa y desarrollo de la vida, y la educación para transformación a nivel de sistemas económicos, de comprensión ética, de metodología y de espiritualidad.

Las acciones conjuntas emprendidas para la formación se da en relación a los compromisos ecológicos a partir de la construcción de conocimientos y el desarrollo de actitudes y aptitudes.

9. Proceso de crecimiento en la fe

La continuidad de esfuerzos estratégicos que fomenten el cultivo de la fe como don y como opción que atañe a la realidad (personal y comunitaria) y a la dimensión del misterio.

El desarrollo programado de reflexiones y prácticas que posibiliten el encuentro entre el yo, el otro y Jesucristo.

10. Proceso que desemboca en el compromiso cristiano

La articulación de iniciativas que relacionan el ser cristiano con el discipulado misionero que se experimenta desde la vinculación con la persona de Jesús y el compromiso con la misión. Las acciones articuladas que se refieren explícitamente al tema de Reino de Dios como realización personal y social que se da en libertad, verdad, justicia y paz.

Las formas diversas en las que el centro educativo liga la evangelización y la educación desde el testimonio, la cotidianidad y las acciones político-sociales-culturales.

11. Proceso que debe evaluarse

La articulación de estrategias de evaluación desde la visión integral de los procesos los que conlleva optar, definir, diseñar, planificar, evaluar, sistematizar.

El conjunto de proceso adecuados que cultiven la disposición a cambiar y que impliquen la participación de todos y todas (la evaluación se hace a todo/as y desde todos/as).